Argex
 

Gestión de las crisis y nuestros miedos

Al margen de las características que pueda asumir una crisis (cualquiera fuera su etiología), mucho de lo que hagamos o dejemos de hacer va a depender de cómo gestionemos nosotros el o los miedos activados por la misma en nosotros. En efecto, las crisis externas actúan y potencian nuestras propias crisis que, vale remarcar, siempre tienen un lugar de residencia permanente al lado de nuestros miedos.

“El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro”

Este miedo nuestro, que es la contra-cara de nuestra motivación, tiene a su vez varias facetas, incluso uno mismo miedo, puede ser percibido de formas diferentes.

“Muy pocas veces no tenemos miedo, solo cuando sentimos pánico”

De los que podemos dar cuenta casi sin pensarlo acuden a nuestra memoria:
El miedo al fracaso… más que frecuente
El miedo al ridículo… nos acompaña siempre

El miedo a no ser querido…alguien que sabe mucho del tema reflexionaba diciendo que “el instinto social del hombre no se basa en el amor a la sociedad sino en el miedo a la soledad”… sin duda para pensarlo.

El miedo a perder el poder…
El miedo a perder el control…
El miedo al cambio…Dicen que “el hombre es una animal de costumbres, más bien se afirmaba…de costumbres el hombre es un animal”

Cuando nuestra gestión en cualquier orden, personal o laboral, tiene su anclaje en el miedo, lo que revelamos en primera instancia es nuestra propia incapacidad para ver mas allá de una amenaza y lo que es mas grave es que, sin darnos cuenta efectuamos disparos de miedo sobre el talento, la creatividad, la innovación y la mejora.
En definitiva boicoteamos nuestro potencial profesional y humano y el de los demás.

 

Newsletters anteriores

Octubre Septiembre Julio Febrero
 
 

"Esta reflexión es atemporal, te puede aportar algo hoy o más adelante. Consérvala"
Si no quieres recibir nuestro newsletter envia un mail a: info@argex.com.


 
Argex 2014 / www.argex.com / info@argex.com / Córdoba, Argentina