Argex
 

1 + 1 = 2 ½

Andamos por la vida tratando de explicar ese ½ (medio punto) que parece hacer tantas cosas especiales. ¿Sabemos de qué hablamos, cuando hablamos de Sinergia en las organizaciones?

Más allá que sea un término que describe fenómenos de la biología celular y que en este sistema engloba la explicación a efectos inexplicables, incomprendidos, no descubiertos todavía, cuyo resultado es mayor a la suma de los insumos que lo provocan, pero que no se sabe bien porque y por ende quedan definidos como “efectos de la sinergia”; el mundo de las organizaciones también lo ha utilizado para describir algunos “efectos”.

En las organizaciones suele sentirse como una energía extra en el trabajo en equipo. Es esa satisfacción barra orgullo que sentimos cuando salimos de la cuarta reunión con la misma gente y después de debatir 4 veces lo mismo parece como que una luz colmara la habitación con una idea, un proyecto, una decisión… que cambia todo. Esa energía, cual alineación de los planetas, parece haber cambiado la dirección de nuestra cotidiana rutina. ¡Hoy sentimos que hay equipo!

Igualmente sentimos que muchas veces ese ½ (medio punto), con algunas personas o equipos de trabajo resulta un medio punto negativo. Piensen en sus trabajos, en aquella persona o área que de pronto detiene la marcha y nos deposita de nuevo en la oficina frente, una vez más, a nuestra rutina. ¡Legales!, ¡Compras!, ¡Mi jefe!, tantas personas que son – ½ (menos medio punto). Pareciéramos más acostumbrados a esta efecto de sinergia negativa, como la definen algunos, como que fuera éste fenómeno el denominador común de nuestras vidas laborales y que por eso cuando estamos frente a la inusual complementación de comunicación, empatía, trabajo en equipo y buen liderazgo, el ½ punto se siente como una brisa de motivación extra que logra en nosotros exponer esas cualidades ocultas que nos hacen brillar. Probablemente usemos la palabra sinergia para describir efectos inexplicables de la interrelación de las personas, que somos muchas cosas más que un conjunto de células donde originalmente sucede el fenómeno y que parece que esa energía viene “de adentro”.

El ½ punto en definitiva es determinante por su signo. La sinergia negativa parece común, moneda corriente, normalizante. La positiva en cambio es esporádica, errante, dispersa, energizante. Muchos pensaran “es solo medio punto” pero ¿Vale lo mismo si cambia su signo?

MEG

 

Otros Newsletters 2012

Junio Mayo Abril Marzo
 
 

"Esta reflexión es atemporal, te puede aportar algo hoy o más adelante. Consérvala"
Si no quieres recibir nuestro newsletter envia un mail a: info@argex.com.


 
Argex 2012 / info@argex.com / Córdoba, Argentina