Argex
 

Las conversaciones: una fuente de crecimiento de la inteligencia grupal

Como dice siempre Angeles Mastreta- gran escritora Mexicana- hay personas que tienen la maravillosa posibilidad de “conversar” con otras, ella misma se considera miembro de ese “gremio” de conversadores.

¿Cuál es la característica de ese “conversar”?

Allí está la clave: es esa interacción que se desarrolla y se concreta en lo que podría llamarse “inteligencia conversacional”, la que surge de las relaciones e interacciones que enriquecen y que contribuyen al abono y desarrollo de la inteligencia social.

Cuantas veces nos ha pasado que en el diálogo con otro cada uno aporta sus saberes, su brillantez y uno va sintiendo que despierta entusiasmo, mayor ánimo y desplegamos perspicacias inesperadas, consideraciones inéditas.

Y cuantas otras salimos del trato con otros casi idiotizados, deprimidos, devaluados. La conversación se va deslizando un hacia la rutina y a la mediocridad

Esto nos pone de manifiesto que la conversación entre personas NO ES la suma sino algo mucho más significativo, estamos generando a una mayor inteligencia social, comunitaria y compartida.

La inteligencia social se concreta y ve claramente en el orden empresarial en el concepto de que las organizaciones aprenden (learning organization).

Todos acordamos en algún sentido que hay organizaciones, empresas inteligentes y otras que no lo son (más vale todo lo contrario). Las primeras gestionan bien la información, detectan rápidamente los problemas y los resuelven, son proactivas y eficaces, alcanzan sus metas y ayudan a que los empleados en ella (stakeholders) logren las suyas.

Las que no, están destinadas a morir y mueren.

Las empresas inteligentes lo son por que han fomentado un modo de interacción entre sus miembros que es enriquecedor, potenciador de sus facultades, incentivador de ideas y dinamizador de la acción. La inteligencia social que se crea genera ese impulso y da brillantez a la gestión y comienzan a hablar del “capital intelectual” como un gran activo económico.

Volviendo la vista atrás podemos observar y tomar registro de cuanto sumamos con interacciones que generan un plus de inteligencia y colaboran con el crecimiento en general y cuanto restamos con diálogos y conversaciones estúpidos que rutinizan degradan y dividen.

De cada uno de nosotros depende aportar inteligencia o mediocridad.

 

Newsletters anteriores

Marzo Julio Mayo Abril
 
 

"Esta reflexión es atemporal, te puede aportar algo hoy o más adelante. Consérvala"
Si no quieres recibir nuestro newsletter envia un mail a: info@argex.com.


 
Argex 2013 / www.argex.com / info@argex.com / Córdoba, Argentina