Argex
 

Hiperactividad y Multitarea. Un signo de nuestro tiempo

Por Cristina Gimeno


Si, nuestra vida esta signada por la hiperactividad y el rendimiento.
Si, en líneas generales pasamos gran partes de nuestro día cumpliendo “una lista de tareas”.
Si, trabajamos para que el éxito y el reconocimiento.
Y si ha llegado el momento del balance a la pregunta ¿te hace feliz lo que haces? Si la respuesta es NO, algo no esta funcionando bien y seguramente tiene que ver con nosotros.

Esta situación de convertir nuestra vida productiva en una lista de quehaceres nos permite remitirnos, a los fines de intentar un análisis, a aquella imagen tan familiar en nuestra infancia del cuento de “La cenicienta” que nos producía gran pesar por que, si recuerdan, sus hermanastras malvadas la obligaban a limpiar, lavar, planchar, barrer y volver a limpiar y luego, por un espacio de tiempo acotado, podía ir al baile que era lo que mas le gustaba, pero solo hasta que el reloj marcara la medianoche.
Hoy, en nuestro quehacer abrumador y abrumante, las hermanastras somos nosotros mismos.
En el célebre libro “la sociedad del cansancio” su autor nos advierte que vivimos en una sociedad del rendimiento y de la multitarea. Y una de las características de esta sociedad es que el individuo se autoexplota con la coartada de la obligación. Tenemos las hermanastras dentro diciéndonos todo aquello que debemos hacer en una continua carrera en espiral. Hasta los momentos de ocio se ha convertido en un conjunto inagotable de tareas. Y al no haber un verdugo externo al que enfrentarnos la lucha resulta complicada”
Primero, “lo primero” dice Stephen Covey, pero admitamos antes que en el afán de la productividad somos cuanto mas, menos productivos, menos creativos, más superficiales e imposibilitados de hacer foco en lo verdaderamente importante, aquello que de hacerlo nos aportaría la cuota de felicidad y satisfacción que decimos buscar pero de la que cada vez estamos mas lejos.

Volviendo a la metáfora de “la cenicienta” sabemos en realidad
¿Que nos gusta “bailar”?....
¿A que baile queremos ir? (pero no cuando se termine la lista inagotable de tareas autoimpuesta),..
¿Podemos distinguir claramente entre las cosas que tenemos que afrontar y aquellas que podemos delegar, repartir, pedir ayuda para realizarlas?.
¿Sabemos renunciar a todo aquello que es actividad innecesaria?
Por que saber que es lo que no hay que hacer es tan importante como poner manos a la obrar con aquello que si lo es.

Recién allí podremos quebrar el espiral de la multitarea y encontrar el momento de bailar (hacer lo que me aporta bienestar) y encontrar si nuestra propia música que es lo que realmente nos importa.
Ken Robinson
(El Elemento) lo llama el elemento, que es ni mas ni menos que “recuperar capacidades sorprendentes en nuestro interior y desarrollarlo dando un giro radical no solo al entorno laboral sino a todas la relaciones y en definitiva a la vida”.

 

Newsletters anteriores

Marzo noviembre Octubre Septiembre
 
 

"Esta reflexión es atemporal, te puede aportar algo hoy o más adelante. Consérvala"
Si no quieres recibir nuestro newsletter envia un mail a: info@argex.com.


 
Argex 2015 / www.argex.com / info@argex.com / Córdoba, Argentina